Guia básica de Entrenamiento en Cetrería

Etiquetado: 

Viendo 1 entrada (de un total de 1)
  • Autor
    Entradas
  • #457
    admin
    Superadministrador

    Esta pequeña guia va dedicada a todos los nuevos cetreros, que quieren dar el paso de tener su primera ave rapaz, pero no saben cuales son los primeros cuidados que deben darle.

    “Cada maestrillo tiene su librillo”

    No digo que esto sea aplicable a todos los casos, ni que no existan otras formas de hacerlo, solo espero ayudar a todos los cetreros principiantes que buscan iniciarse.

    Bien, supongamos que estás listo/a para recoger tu ave de presa, que ya tienes preparada la comida, báscula, guante, caperuza, pihuelas, muñequeras, y todo el resto del material ( puedes ver el material necesario en Como iniciarse en Cetreria ).

    PRIMEROS PASOS EN EL ADIESTRAMIENTO DE UN AVE DE PRESA:

    – Si vamos a recibir a nuestra rapaz en un transportín, debemos saber si ya viene equipada con todo el material, con caperuza o sin ella, etc.
    Si es de crianza parental, seguramente y si es un pollo, estará completamente “salvaje”. Si viene sin caperuza y resto de material, necesitaremos ayuda de un compañero. Debemos sacar al pájaro preferiblemente en un lugar oscuro y cerrado. Una vez que hemos cogido al ave, le ponemos la caperuza y la dejamos en el suelo para que se tranquilice.
    El siguiente paso será colocarle las pihuelas, si nos ayuda un compañero, mejor. Posteriormente, lo ponemos en el guante.

    Voy a citar unos extractos del libro que todo principiante en la cetreria debe leer obligatoriamente, El Arte de Cetrería, escrito por D. Félix Rodríguez de la Fuente:

    • “Al día siguiente (tras el desvele), se toma el halcón sobre el puño el mayor tiempo posible, paseándolo en el interior de la casa y al aire libre, para acostumbrarlo a todo género de movimientos…”
    • “Si el pájaro no come en esta primera sesión (tras el desvele), será necesario intentarlo en la segunda, pero siempre acaban por hacerlo. Es nuestro primer triunfo (…) He tenido halcones que al día siguiente al desvele, en cuanto emitía el primer ‘tech”, buscaban vorazmente la comida sobre mi guante”
    • “El tercer día, al tomarlo por la mañana, se le dan unas picadas, haciendo el chasqueo correspondiente. Cada hora se le da un poco de comer, repartiendo la gorga que habia de tomar de una vez, a lo largo de todo el día (…)  He hecho construir una pequeña alcándara para llevarlo en automovil en todos mis desplazamientos. “
    • “Al cuarto día, se puede quitar la caperuza al halcón por primera vez. De noche, estando solos en una habitación, con una pequeña luz a nuestra espalda, tomamos el halcón, le ponemos un pedazo grande de carne bajo las manos y emitimos la señal; el pájaro buscará la comida anhelante. Cuando ha conenzado a tirar y aún tiene un pedazo de carne en el pico, abrimos cuidadosamente los cerraderos y desencaperuzamos… “
    • “El quinto día, comerá de noche con algo más de luz y hemos de hablarle durante la comida, comenzar a mover paulatinamente las manos, haciéndonos acompañar de una persona que permanezca inmovil y converse ininterrumpidamente. Antes de terminar, le ponemos la caperuza para que siga comiendo cubierto. “
    • “Durante los diez o quince primeros días, según el caracter del pájaro, se va aumentando la movilidad durante las comidas, se habla más, se le rodea de más personas…”

    Si nuestro ave rapaz esta salvaje, aquí empieza lo que denominamos desvele, que basicamente consiste en que se acostumbre a estar en nuestro puño, y comer de él.
    Cabe resaltar que es importante que cuando nuestra rapaz coma de nuestro puño hay que hacerle ruidos para que asocie ese ruido con la comida, lo que se llama reflejo condicionado. Esto es muy importante ya que el ruido se lo haremos el resto de su vida.

    Cuando nuestra ave de cetrería se mantenga bien en el puño, y coma tranquila de él, el siguiente paso es quitarle la caperuza. Pero antes tendremos que tenerla con un poco de hambre y con comida en el guante, y cuando empiece a comer, procedemos a quitarsela. Volverá a desconfiar y a asustarse, pero con la comida + los ruidos que le dicen a su cabeza “come, come”, y un poco de paciencia por nuestra parte, empezará a comer.
    Todos estos procesos hay que repetirlos hasta que nuestra rapaz confie en nosotros.

    Todo esto se simplifica si el ave de presa que adquirimos está bien troquelada, y en este caso lo que tendremos que valorar es si queremos que sea caperucera o no. Si decidimos que sí, habrá que acostumbrarla a ella, poco a poco enseñandosela, que la vea cuando le das de comer, que vea que no es nada malo, que no se asuste de ella, y poco a poco ir poniendosela y siempre con comida en el puño, haciendo la misma dinamica anterior.

    – El siguiente paso en nuestro entrenamiento es enseñar a nuestra querida ave de presa a saltar a nuestro puño.
    Los primeros saltos siempre nos dan mucha alegría y más cuando somos novatos en cetrería, asique vamos a ello:
    Con nuestra rapaz en un posadero, y sujeto con la lonja, nos ponemos separado unos centimetros, lo justo para que no llegue estirando una patita, y que tenga que saltar. Será un salto corto, pero es el primer paso y el cual debemos de premiar con un poco de comida. Así sucesivamente y nos iremos alejando poco a poco, siempre premiando con un poco de comida.

    – Una vez que vemos que salta al puño sin dudar, es hora de pasar al fiador para distancias más largas. Esto es una cuerda larga, atada a algo que pese un poco, y que también nos permita cogerlo rápido en caso de que nuestra rapaz, por cualquier motivo ( se asuste…) se vaya a otro lugar que no sea nuestro puño. Cabe la posibilidad de que si los saltos al puño los hayas hecho en tu casa, el salir al campo le impresione un poco y las primeras veces estar asustado.

    – Y por fin, Cuando nuestra ave rapaz esté lista para volar sin fiador, estará preparada para su verdadero entrenamiento, ya sea altaneria, o bajo vuelo.

    Este proceso requiere de mucha paciencia, y recuerda:
    – manten a tu ave de presa en un peso ideal y controlado, de lo contrario o bien no te hace caso por estar sobre alimentado, o no tiene energía para volar por falta de alimentación. Te recomiendo apuntar diariamente su peso y anotar la reaccion del pajaro, asi podrás decidir cual es su peso ideal o peso de vuelo.
    – las aves rapaces no son mascotas, solo se guían por el hambre que puedan tener.
    – Un ave rapaz es una RESPONSABILIDAD debes cuidar de ella todos los días.

    Quizás no sea la mejor ni la más completa de las guías para iniciarse en cetrería, por esto se aceptan sugerencias, opiniones, y a ver si entre todos logramos una super guia 😀😁

    • Este debate fue modificado hace 2 meses, 2 semanas por admin.
    • Este debate fue modificado hace 2 meses, 2 semanas por admin.
    • Este debate fue modificado hace 2 meses, 2 semanas por admin.
    • Este debate fue modificado hace 2 meses, 2 semanas por admin.
Viendo 1 entrada (de un total de 1)
  • Debes estar registrado para responder a este debate.