La vista en las aves de presa

  • Este debate está vacío.
Viendo 1 entrada (de un total de 1)
  • Autor
    Entradas
  • #480
    admin
    Superadministrador

    ¿Sabías que el sentido de la vista de las rapaces es uno de los más desarrollados de todos los seres vivos?

    Los ojos de las aves rapaces son de gran tamaño, llegando a abarcar hasta dos tercios de su cráneo. En rapaces diurnas los ojos son 1,4 veces más grandes que el promedio de las aves de similar tamaño, y en nocturnas son casi 2,2 veces mayores (Brooke et al., 1999). Además, éstos se encuentran agudamente curvados, lo que les permite captar una gran cantidad de luz.

    Sus ojos, especialmente en las rapaces diurnas, están protegidos por el hueso superciliar, que se observa como una ceja y les da la apariencia característica de “ferocidad”.

    Las avess de rapiña poseen una membrana nictitante transparente o tercer párpado que se cierra de arriba hacia abajo y les permite protegerse ante ataques de sus presas después de ser capturadas (Newton & Olsen, 1993).

    La retina de las aves rapaces se encuentra altamente dotada por células sensoriales, especialmente de conos sensibles al color (Ferguson-Lees & Christie, 2001; Fox, 2003).

    Existen algunas investigaciones que muestran que ciertas aves pueden ver el espectro ultravioleta. Por ejemplo, los cernícalos pueden detectar áreas con rastros de roedores silvestres por las huellas espectrales del ultravioleta que deja la orina (Viitala et al. 1995).

    Debido a las características de sus ojos, las aves rapaces pueden calcular la profundidad visual, y, gracias a la disposición de los ojos hacia el frente, pueden estimar la distancia de los objetos mientras cazan. Así mismo, movimientos laterales de la cabeza les permiten observar a sus presas y objetos desde diferentes ángulos (Parry-Jones, 1998).

Viendo 1 entrada (de un total de 1)
  • Debes estar registrado para responder a este debate.